El contexto de la moda



La moda es inspiración, creatividad, intuición, pero también organización, estrategia, gestión. y estos dos elementos, aparentemente discordantes, deben convivir y conjuntarse para asegurar el éxito de una idea empresarial.


se ha dicho mucho sobre la moda, de ella han hablado escritores, poetas, sociólogos, psicólogos y economistas. también los consumidores, periodistas, comerciantes, creativos, directivos y empresarios. y aun así, como cualquier tema resbaladizo que afecte a la sensibilidad y al gusto del individuo, parece que todo y lo contrario de todo esté todavía por decir. se afirma que es un tema banal o tremendamente serio, que la moda es la de los desfiles y las revistas, o solo la de los certámenes institucionales, se dice que solo existe en la fantasía de quien la crea, que cada uno puede crearla para sí.

“Uno de los aspectos más fascinantes de esta actividad (el mundo de la moda) es el estado de perpetua “espera” (“stand-by”), en el que el diseñador y su maquinaria permanentemente monitorean la vida y los acontecimientos en todo el mundo para evitar el riesgo de ser barrido por la corriente o de ser dejado en tierra (...) La Alta Costura ha registrado todos las convulsiones del siglo, los cambios de la condición de la mujer, por supuesto, pero también la pobreza de las guerras, la nostalgia por períodos de abundancia, el descubrimiento del espacio, los nuevos materiales y el deseo general de “libertad”.



Es un hecho comprobable que la industria del vestido depende de la innovación perpetua. La moda cambia continuamente, en una vorágine imposible de detener, porque depende de factores que no están al menos totalmente sometidos a la voluntad del usuario; y también porque se busca positivamente el cambio continuo, que es el elemento necesario para mantener el proceso en movimiento.



La moda requiere creatividad, para aportar una idea novedosa, o al menos una nueva forma de interpretar una idea anterior. La creatividad del diseñador tiene que ser secundada por la capacidad técnica y el sentido artístico de quienes confeccionan las prendas. El vestido también es un medio de expresión artística para la usuaria. El diseño de un modelo emplea la silueta como un lienzo: sobre ella se construirá con líneas, ángulos, colores, superposiciones. No hay limitaciones en cuanto a colores, texturas, materiales y adornos. Se trata de crear algo bello. Aunque en cuanto trascendental del ser la belleza es objetiva (lo bello se dice del ser en cuanto apetecible), el concepto de belleza es de algún modo relativo.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

(+57) 310 659 0192

info@magicpatternarteymoda.com

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono LinkedIn

©2018 by Magic Pattern, arte y moda.